Principal Arriba Comentarios Contenido Buscar

QUINTO CENTENARIO DE S
Principal Comentarios Contenido Buscar MONTAÑEROS DE SANTA MARIA

 QUINTO CENTENARIO DE S. FCO. JAVIER 

El día  siete de abril de este año, con asistencia de los reyes de España y con la presidencia como Legado del Papa, del Cardenal de Madrid Rouco Valera, se celebró en Javier ( Navarra) la fiesta del quinto centenario del santo jesuita navarro y gloria de España. Pío XI lo definió como el  san Pablo de los tiempos modernos.

La figura de Javier, posiblemente, está entre las personalidades más conocidas a nivel universal hasta tal punto que, en bastantes  sitios del oriente, a los centros de estudios colegios, escuelas, etc. se les llama Javier.

Francisco de Javier, como joven, soñó con grandes ideales. Para poder realizarlos, dejó el castillo y casa solariega para ir a estudiar a la universidad de París. Allí se encontró con un paisano de Azpeitia Iñigo de Loyola que había luchado en Pamplona frente al bando de los hermanos de Javier, hicieron buenas migas los dos vascos. Ignacio supo adivinar la valía de Javier y desde ese momento deseó ganárselo para Cristo. Cuando Javier, en sus momentos de exultación esbozaba su futuro, Ignacio le decía: Javier ¿Qué vas a ser en tu vida?. Normalmente  replicaba que: Seré profesor. Y ¿Después?. Añadía, Loyola.” Escribiré libros. Y ¿Después?. Formaré una familia, Y ¿Después...?, Y así lo iba acorralando hasta que se encontraba con un pie como quien dice, en la tumba..., Y ¿Después...?, Y le añadía las palabras de Jesús: ”Javier, Javier ¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma...?” Le impactó y se decidió a seguir a Cristo, en compañía de Ignacio. Renunció por Cristo a fama y honores. Marchó, como  misionero legado del Papa a la India, Molucas, Japón y cuando esperaba pasar a la China para anunciar el evangelio, murió solitario en la isla de Sanchón, en cuyo horizonte se dibujaba la nación ambicionada.

Javier renunció a todo honor y fama por Cristo; pero Jesús le ha dado una fama que jamás pudo imaginar. Ciertamente que en Javier se cumple a la perfección las palabras de Jesús: ”Si el grano que cae en la tierra no muere, queda infecundo, pero si muere, da mucho fruto...” Que el santo nos anime a trabajar y gastarnos, por servir a Cristo.

 

                                                                        Isjar.

 

 

Principal ] Arriba ]

Enviar correo electrónico a msm@sis.es  con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Última modificación: 23 de abril de 2006