Principal Arriba Comentarios Contenido Buscar

Mi experiencia en esta Pascua 07
Principal Comentarios Contenido Buscar MONTAÑEROS DE SANTA MARIA

MI EXPERIENCIA EN ESTA PASCUA

La verdad es que cuando llegué desconocía por completo lo que me iba a encontrar porque era una experiencia nueva para mí. ¿Y qué me he encontrado? Un remanso de paz, alegría y buenas personas, unidas por lo más importante que tenemos en la vida: la Fe en Dios.

El actual ritmo de vida tan acelerado que llevamos no nos deja apenas tiempo para profundizar en las cosas realmente importantes y que dotan de pleno sentido a nuestras vidas. Es por ello que resulta necesario y tranquilizador saber de la existencia de  momentos como los vividos en esta Pascua 2007. Lugares donde no resulta extraño decir, alto y claro, que crees en Dios y que, como bien dice el P. Gracia, “tu nombre cristiano y tu apellido católico”.

La profundidad y hondura de las muchas actividades realizadas son una invitación permanente a la reflexión. A un diálogo interno, sereno, sincero y directo con Dios.

Personalmente, he disfrutado mucho con todas las dinámicas: la película y posterior debate sobre la apasionante vida de la Madre Teresa de Calcuta, la extraordinaria charla sobre la Virgen María a cargo de Esther (todo un ejemplo de cristiana), las misas tan cercanas con sermones profundos y prácticos del P. Gracia y del P. Llorens, la alegría de las canciones en la Iglesia y en la mesa, la emotiva visita y rezo del Rosario en la ermita, la trepidante gymkhana con los niños y no tan niños, la divertidísima noche del Fuego (en cuyo juego de las sillas resulté “injustamente” eliminada Alfredico), etc.

No puedo terminar esta carta sin agradecer a todas y cada una de las personas con las que compartí esta Pascua su acogimiento, amabilidad y cariño ya que, en todo momento, me han hecho sentir una montañera más.

En concreto, no quisiera dejar escapar la ocasión de agradecerles: a los chicos/as de Toledo y otras ciudades su alegría y vitalidad, a Antonio, Pilar e hijos su entrega, amabilidad y simpatía, a Esther, Manolo e hijos su ejemplo como familia, a Encarnita su colaboración, a Paz, Juan Carlos y Pili su cariño, atención y sonrisa, a Marisa su alegría, desparpajo y buenos consejos, a las Hermanas Kenia y Josefa su humildad, entrega y solidaridad, a Luis y José Alberto su amor y amistad, a Alfredico la invitación y el regalo de su amistad porque es un excelente amigo, al P. Gracia sus palabras, siempre acertadas, y su interés y entrega en todo lo que hace y dice, al P. Llorens su entusiasmo, vitalidad, y energía (aun sonrío cuando recuerdo la alegría con la que nos decía “holaaaa”).

Y como no quisiera olvidarme de nadie, por si acaso, vaya por delante mi agradecimiento a todas las personas que participaron en esta Pascua tan bonita porque de todas ellas he aprendido.

Gracias Señor por haberme permitido vivir esta experiencia inolvidable y que espero no sea la última. Y ayúdanos a fortalecer nuestra Fe.

Ya no me extiendo más y concluyo con el estribillo de una canción que aprendí en la Pascua y que me gustó muchísimo:

 “Jesús de Nazaret, quiero seguirte, quiero serte fiel,

sentirme cerca de tu amanecer y ver que tú eres mis pies.

Todo mi corazón, mi vida entera te la entrego a tí

con mis fracasos, mis ideas de ilusión, mi ingratitud,

mi poco amor son para tí”

Con cariño se despide:

Natalia, de Zaragoza.

 

 

Principal ] Arriba ]

Enviar correo electrónico a msm@sis.es  con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Última modificación: 22 de abril de 2007